Chilean Animation

Tata Miguel: Producción original de un estudio regional para toda la familia

Miguel, un pescador anciano y solitario, se entera que solo le queda una semana de existencia. Esta noticia provoca una explosión de vida y energía en él, impulsándolo a buscar a su antiguo y gran amor de adolescencia. Antes de emprender la búsqueda de Luciana, llega Sebastián (su hijo), el que se entera del pronto desenlace de su padre con quien lleva peleado, sin hablarse, por muchos años; Sebastián viene a buscar la paz con su padre y a presentarle a Julieta, su nieta, cuya existencia es desconocida por el hombre, hasta ese entonces.

Acompañado de su fiel amigo Cholo, emprende la búsqueda sumando a su nueva gran aliada: Julieta. Aunque Sebastián se opone a esta “ridícula” travesía, tendrá que aceptar la última decisión de su padre.
Una simple búsqueda se transforma en un viaje monumental que recorre gran parte de Chile, siguiendo difusas pistas de un recuerdo.

¿Cómo surge la idea de Tata Miguel?

Los realizadores reflexionan que hablar sobre la tercera edad, tiene que ver con el reconectar los vínculos de la familia con sus abuelos, el descubrir y valorar las raíces de cada uno. 

Cuando escuchamos a un abuelo contar sus aventuras de juventud descubrimos un mundo increíble, lleno de aventuras fantásticas. Esta película invita a identificarse con 2 entretenidos y traviesos ancianos que se comportan como niños, dejando de lado todos sus miedos para cumplir su plan. 

La animación permite crear ese mundo fantástico, dar una reflexión y hacer protagonista a un abuelo que está pronto a irse, y traspasar su forma de ver la vida a su nieta.“Al hablar de la tercera edad, nos acerca de forma inmediata al tema de La Muerte… el naturalizar y presentar con sutileza este proceso que gran parte de los niños tendrán que enfrentar en algún momento de sus vidas. Esperamos poder crear esa reflexión y cuestionamiento en los espectadores de la relación con sus abuelos y las formas de vivir la vida”, señala Cecilia Baeriswyl, productora ejecutiva del proyecto.

Una larga trayectoria haciendo animación tiene Tomás Montalva, director del proyecto y fundador de Osobuco Animación, pequeño estudio ubicado en la localidad de Llolleo, 5ta región. Alejado de la vorágine de la capital, Llolleo Creativo se constituye para producir esta película el año 2018, pero con sueños de comenzar a producir en el futuro principalmente largometrajes con un tono de autor.


Tomás Montalva, relata: “El año 2006 escribí un capítulo de una serie llamada Cuchuflí, en donde un nieto fabricaba volantines con papel de diario que contenía las noticias del día. Lo elevaba muy alto, más allá de las nubes, para que su abuelo muerto pudiese leerlas. Entonces, la problemática de la muerte y las conexiones que persisten con los familiares que ya no están, las relaciones humanas, los vínculos de amor, la identidad que se transmite entre generaciones, son problemáticas muy presentes en las historias que me gusta escribir”.La película “Tata Miguel” es una mezcla de experiencias personales, anécdotas, e historias fantásticas, divertidas e imaginarias que dan origen al viaje de un abuelo para concretar su sueño, que será interrumpido por el reencuentro con su familia.

¿Cómo se hace realidad Tata Miguel?

En el año 2019 postularon al Fondo Audiovisual para costear la pre-producción. “Tata Miguel” es una película con un presupuesto acotado, pensada para financiarse en un 70% con los fondos que entrega el estado de Chile. “Si bien queremos desarrollar un proyecto ambicioso, sabemos que somos una productora nueva sin experiencia en el mercado de largometrajes. Por lo que su objetivo principal es llegar a puerto con una buena película”, explica Montalva.

En este momento están cerrando la pre-producción, principalmente en correcciones finales de Animatic. Y, paralelamente, están buscando instancias para conseguir co-productores, y financiamiento para la siguiente etapa de producción. Las fechas de términos están ligadas al momento que puedan conseguir los recursos restantes, aunque en sus planes está como fecha de término el 2024. 

Su desafío es conseguir que en esta película se produzca el equilibrio perfecto entre el arte, la entretención, el negocio y la industria. Realizar una buena película con identidad cultural, que cautive a la audiencia con mensaje esperanzador, que permita formar equipos, talentos y conocimiento, pero que también sea un producto exportable a un mercado universal y que funcione económicamente para los productores y co-productores. Si logran todo lo anterior, podrán embarcarse en siguientes producciones. 

Comparte esta noticia en: